Medio Ambiente

¿Cómo hacer un huerto ecológico en el jardín de tu casa?

Con la llegada del frío y la bajada de temperaturas, apetece ver películas, hacer manualidades o cocinar algunos platillos que encuentras en internet. Además de estas actividades, y pensando en los amantes de la naturaleza, Santa Natura te propone colaborar con el cuidado del medio ambiente. Así, para aportar tu grano de arena e impulsar la sostenibilidad, te explicamos cómo hacer un huerto ecológico en el jardín de tu casa.

Para comenzar con esta actividad, lo más recomendable anotar todo lo que deseas lograr con tu huerto ecológico. Haga una lista con los vegetales y hortalizas que quieres cultivar para, posteriormente, incluirlas en tu dieta.

Las 3 razones para tener un huerto ecológico en casa

1. Dieta sana

Tu organismo te lo agradecerá ya que, si cultivas tus propios alimentos, conseguirás una dieta sana y equilibrada, sobretodo libre de procesados.

2. Pasatiempo ecológico

Con este tipo de actividad, optas por un pasatiempo ecológico y saludable. Enseñas a las generaciones futuras la importancia de respetar el entorno y crear una conciencia sostenible.

3.Piensa en la economía del hogar

Plantar un huerto ecológico no supone una elevada inversión económica y, con el tiempo, conseguirás un ahorro en la cesta de la compra diaria. Apuesta por invertir tu tiempo libre en actividades saludables.

4. Crear conciencia ecológica

Un huerto urbano es un concepto unido a la producción natural y ecológica, ya que la idea es conseguir unos alimentos sabrosos y nutritivos obtenidos de una manera natural, sin utilizar pesticidas, fertilizantes artificiales ni ningún otro tipo de producto químico. También se utilizan semillas ecológicas y una tierra de cultivo fabricada con desechos orgánicos.

Un huerto ecológico, además, nos ayuda a estar un poco más cerca de la naturaleza y concienciarnos de la importancia de respetar el medio ambiente y apostar por un modo de alimentación, y de vida, más natural y sobre la base de unos criterios de producción lógica y sostenible.

Los primeros pasos para tener un huerto en casa

Para empezar un huerto ecológico en casa, en primer lugar, es muy importante diseñar y planificar cómo será tu huerto. Con este trabajo previo, optimizarás el espacio y los esfuerzos.

1. Recursos básicos

-Agua:Representa entre el 80 y el 90% del peso de los vegetales e interviene en la fotosíntesis y en la gran mayoría de procesos vitales.

-Temperatura: Depende de lo que plantarás, necesitará cierta temperatura porque pueden resecarse o sufrir humedad excesiva.

-Luz solar: Aunque la luz es necesaria para todas las plantas, algunas necesitan una exposición directa y continuada de luz, y otros prefieren ambientes más sombríos.

2. Lugar para instalar mi huerto ecológico

Si no tienes jardín en casa, busca el espacio adecuado para incluir las macetas en los que plantar las especies. Si tienes la suerte de tener jardín o terraza, revisa que el suelo esté acondicionado y no tengas pesticidas ni plaguicidas que puedan dañar el cultivo. Conviene mencionar que, para la puesta a punto de la tierra, lo más recomendable es utilizar abono como fertilizante.

Es importante que el lugar donde instales tu huerto ecológico sea soleado: debería tener al menos unas 5 o 6 horas de sol. La orientación ideal es el este a noreste y contar con una fuente de agua cercana para facilitar el riego.

Con estas características básicas ya puedes obtener una cosecha excelente de muchas hortalizas, aunque debes tener en cuenta que algunos cultivos como las lechugas, las espinacas o las acelgas crecen mejor en una situación de semisombra.

3. Las herramientas

-Pala: Esta herramienta equivale a la azada que se emplea en los huertos más grandes. Sirve para cavar y remover el sustrato, especialmente a la hora de hacer agujeros para plantar o para trasplantar.

-Tijeras: Necesarias para podar y cortar todo tipo de brotes, tallos, etc.

-Rastrillo: Muy útil para remover y mezclar superficialmente la tierra sin voltearla, facilitando la oxigenación y evitando la formación de costras.

-Regadera: Como las de toda la vida, es la herramienta básica para regar distribuyendo el agua a las plantas en forma de lluvia artificial.

-Cordel: Sirven para ligar los tallos y guiar el crecimiento de las verduras más trepadoras.

-Lonas de protección: Para proteger las plantas del frío y de algunas heladas en primavera, especialmente en las parroquias altas, se pueden recubrir con lonas (las más habituales son de plástico) para evitar la pérdida de calor durante la noche o en días muy fríos, pero hay que vigilar de no ahogarlas por falta de oxígeno.

-Sombrilla: También hay que tener a mano una sombrilla o abrir el toldo de la terraza para prevenir quemaduras por una radiación solar demasiado fuerte. Finalmente, es importante proteger los cultivos de la acción directa de vientos demasiado fuertes.

¿Qué vegetales y frutas plantar y cómo?

1. Zanahorias

Cultivar zanahorias sin utilizar semillas es sencillo. Simplemente corte la parte superior de la zanahoria (la parte que no come) y sumérjala en el agua hasta la mitad. Espere de 7 a 10 días para que aparezcan pequeños cogollos.

Estará preparado cuando los tallos midan 3 o 4 cm y luego podrá replantarlos en el suelo. Es necesario elegir un recipiente hondo para que las zanahorias se desarrollen bien. Una botella de plástico servirá.

Corta la parte superior de la botella y perfora el fondo.

Vierta la tierra en su maceta improvisada y ponga en ella el pequeño trozo de zanahoria.

Cúbralo con tierra para que solo sobresalgan los tallos. Apisona un poco la tierra y pronto tendrás unas buenas zanahorias para degustar.

2.Ajo

Para cultivar ajo, no necesitas una semilla. Solo necesitas plantar un diente de ajo en el suelo. Además, no es necesario esperar a que germine, pero si ha germinado igual puedes usarlo para plantarlo.

Cuando la planta haya crecido, corte el tallo y saque el diente que se habrá convertido en una cabeza de ajo. Vuelve a realizar el proceso cuantas veces necesites.

Descubrirás que las flores de ajo son hermosas plantas que huelen muy bien.

3. Albahaca

No hay cultivo más fácil de hacer que albahaca en casa.

Para hacer esto, simplemente tome los tallos cortando mínimo 10 cm, luego llene un vaso con agua y colóquelos en él.

Luego, ubíquelo cerca de una ventana para que la albahaca reciba la mayor cantidad de sol posible. Pronto aparecerán raíces.

Espera hasta que midan unos 2 cm para poner tus tallos en una maceta.

4. Culantro

Verá qué fácil es cultivar culantro usted misma en casa. Los aderezos para sus comidas tendrán un sabor natural.

El proceso es similar al de la albaca. Remoje unas ramitas de culantro en un vaso de agua para que las raíces empiecen a crecer.

Cuando las raíces sean lo suficientemente grandes, busque una maceta, mejor si es de material reciclable, para que pueda florecer y dar hermosas hojas después de unas pocas semanas.

Después de unos meses, tendrás culantro gratis en casa.

5. Kion

Si quieres tener kion en casa, solo necesitas plantar un pequeño trozo en el suelo. La raíz crecerá y tal vez incluso se duplique. Siempre que le dedique tiempo a su cuidado y espacio para crecer.

Cabe mencionar que, el kion tarda en crecer. Tarda varios meses en germinar y finalmente emerger de la tierra. Podrá ver una hermosa planta luego de 8 o 10 meses.

6. Piña

Cultivar una piña en casa es muy fácil. La próxima vez que coma uno, después de haberlo pelado, guarde con cuidado la cabeza con las hojas. Es esta parte la que te permitirá cultivar muchas otras piñas.

Primero, corte la parte superior de la piña en la base de las hojas. Tenga cuidado de no dejar pulpa, ya que podría podrirse y perjudicar el nacimiento de las raíces.

Coloca la corona de piña en un vaso de agua o en un frasco de vidrio lleno de agua. Tu piña necesita mucha luz, así que debe de ser ubicada cerca de una ventana. No se preocupe si descubre que las hojas se vuelven amarillas con el tiempo, esto es completamente normal.

Para plantar la piña debe de esperar al menos 10 días, cuando empiecen a aparecer raíces jóvenes.

Retire las hojas muertas y empaquete bien la tierra alrededor de la corona de la piña.

Todo lo que tienes que hacer es esperar a que tu piña crezca a su propio ritmo. Cuando crezca, póngalo en una maceta más grande.

Recuerde regarlo con regularidad, siempre que el suelo se seque.

Como consejo, escoja una piña que se no encuentre muy madura. Si las hojas están secas y ya amarillas, hay pocas posibilidades de que tenga éxito en crecer más.

7. Espárragos

Para cultivar espárragos en casa hay que tener paciencia y aquella paciencia será recompensada cuando tenga sus propios vegetales orgánicos.

Recolecte las garras de espárragos (raíces) de un centro de jardinería o recíbalas directamente de sus espárragos.

Humedece sumergiéndolos en agua durante unos minutos.

Luego, plantéelos rápidamente en una maceta con tierra, cada 50 a 60 cm, extendiendo bien las raíces. La primavera es la mejor época.

Luego tendrá que esperar de 1 a 2 años antes de disfrutar de su trabajo.

8. Lechuga

Puede utilizar cualquier tipo de lechuga, orgánica o en las variedades que tenemos en Perú.

Empiece cortando las hojas de la ensalada. Luego corte el pie a unos 2 o 3 cm del extremo.

Coloque esta pieza en un recipiente lleno de agua. Para que tu ensalada vuelva a crecer, se deben cumplir 2 condiciones: el extremo de la ensalada debe estar medio sumergido y debe beneficiarse de mucha luz. Si encuentra que hay menos agua, agregue más.

En 15 días aparecerán pequeñas raíces y brotes. En este punto, ponga su ensalada en un frasco y retire las hojas muertas. Tenga cuidado de no quitar también los pequeños cogollos escondidos entre las hojas.

9. Tomate

Usted necesitará lo siguiente: un tomate o dos, una botella de plástico vacía, piedras pequeñas, tierra para macetas, periódico y finalmente una gran bolsa de plástico negra.

Para empezar, cortar los tomates a lo largo y vaciarlos. Guarde las semillas en un lugar seguro.

Luego corte la botella de plástico a lo largo. Taladre algunos agujeros para que el agua pueda drenar.

Pon algunas piedras en el fondo de la botella.

Vierta la tierra en este recipiente y coloque las semillas. Sepárelos sin esparcirlos demasiado.

Luego cubra las semillas con una fina capa de tierra. No agregue demasiado para que las semillas puedan salir fácilmente.

Humedece dos hojas de periódico y escúrrelas un poco para que el papel no se moje demasiado.

Colócalos en la tierra para que lo cubran por completo.

Ponga todo en la bolsa de plástico y ciérrelo herméticamente. La función de la bolsa es retener la humedad, como si fuera un pequeño invernadero.

Después de 4 o 5 días, puede abrir su invernadero casero. El periódico aún debe estar húmedo y descubrirá las semillas germinadas.

Cuando llegue a suceder el paso anterior podrá colocarlo en macetas, como cualquier planta de tomate.

Colócalas cerca a la ventana y evita regarlas en exceso para que las raíces no se pudran.

10. Cebollas

¡Te sorprenderá lo fácil que es cultivar cebollas en casa! Con una simple bombilla, puede tener una cebolla blanca entera en solo unos días.

Consuma solo la parte superior y manténgase a unos 3 cm de la parte inferior del bulbo con las raíces.

Pon esta parte en un vaso de agua.

11. Sandía o melón

No tires las semillas de sandía y melón ya que pueda volver a crecer con mucha facilidad y rapidez, pero eso sí limpiándolos bien.

Colóquelos en un cuadrado de toallas de papel y doble la toalla de papel para mantenerlos en el medio. Humedezca con una botella de spray llena de agua. Coloque en un plato a la luz (pero evite la luz solar directa) y mantenga una buena humedad todos los días. Después de 4 días, las semillas germinan. Puede colocarlos en el suelo, primero en interiores. Luego, cuando las plantas estén más robustas y el clima sea más suave (principios de mayo), en el suelo de tu huerto.

12.Fresa

Te explicaremos cuál es la forma correcta de reutilizar semillas para la siembra.

Con un cuchillo afilado, retire la fina capa de pulpa de una fresa que contiene las semillas. Coloque con cuidado en una maceta llena de tierra y cubra con cuidado. Riegue regularmente para mantener la humedad. En poco tiempo la planta de la fresa emergerá.

13. Papa

La papa se adapta a todos los huertos ecológicos. Basta con poner en el suelo una papa germinada o no, regar con regularidad. Cuando el plan crezca, cubra el tallo con tierra en su mitad, para promover el crecimiento. Al ver que la plántula comienza a marchitarse aproximadamente dos meses después de la siembra, las papas estarán listas para recoger. Y si olvidas uno o dos en el suelo, volverán a crecer.

14. Calabaza

Limpia, deja secar y guarda con cuida las semillas de calabaza. Luego, remojarlos primero durante en una o dos horas en agua a temperatura ambiente para rehidratarlos. Luego colóquelos en macetas individuales pequeñas llenas de tierra (una semilla / una maceta). Riegue con cuidado y diariamente. La planta crecerá en unos días.

15. Choclo

El choclo es para huertos ecológicos más grandes (con mayor espacio). Recoger unos diez granos de maíz frescos, extraídos directamente del choclo y colocarlos en tierra para macetas, sin haberlos secado. Riegue y acomode a la luz. Idealmente frente a una ventana. Riegue regularmente hasta que las plantas eclosionen. Luego habrá que enterrarlo para que el tallo pueda producir su fruto en el verano.

16. Poro

Para unas sopas saludables. Cuando cocines un poro, corta sus raíces y resérvalo.  Manteniendo de 6 a 8 cm de la “pulpa” por encima de las raíces y colocando esta pieza muy vertical en un vaso, las raíces bien sumergidas permanentemente en agua, el poro volverá a crecer por sí solo unos centímetros.

Puedes replantarlo en el suelo para obtener un nuevo pro.

Recomendación para cultivar

Para continuar con el montaje del huerto ecológico en casa, llega el momento más importante: la plantación de las verduras y hortalizas. A la hora de cultivar los productos, no tienes que pasar por alto el tiempo del cultivo o las necesidades de riego de cada especie. También es importante prestar atención a la luz natural que necesita un huerto orgánico para que el resultado de la cosecha sea óptimo.

Del mismo modo, una vez tengas el huerto ecológico plantado, destina parte de tu tiempo libre a realizar tareas de riego y mantenimiento. Divide estas tareas con el resto de la familia y, así, todo el mundo estará implicado en esta actividad.

No olvides que crear un huerto ecológico en tu casa impulsará el espíritu de amor hacia la naturaleza, reflejando tu compromiso con el planeta. Apuesta por este tipo de práctica y conviértete en un guardián del medio ambiente.

Premium WordPress Themes Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Free Download WordPress Themes
online free course
download samsung firmware
Premium WordPress Themes Download
free download udemy paid course

Post Recientes

Agregue un comentario

ENTREGA SEGURA

Tracking code de seguimiento

DESCUENTO ESPECIAL

Obtén atractivas ofertas día a día

PAGO SEGURO

Tecnología de pago SSL totalmente segura

DEVOLUCIONES DE DINERO

100% de garantía en devolución de dinero

0
    0
    Mi carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda